¡Solicitar GRATIS 3 Presupuestos!
Saltar al contenido
Reformas Barcelona

Cómo insonorizar una puerta de forma casera

insonorizar una puerta de forma casera

Dentro de una vivienda, aunque parezca mentira, las puertas pueden ser uno de los elementos más sensibles y frágiles, sobre todo si hablamos de enfrentarse a los ruidos.

Lo habitual es que las puertas tradicionales no sean buenos aislantes acústicos, por lo que es recomendable que busquemos una buena forma de insonorizar una puerta y si es de manera casera mejor, dado que así nos garantizaremos que ahorraremos tiempo y dinero.

Esto es más necesario si la puerta da al exterior, dado que se colará una mayor cantidad de ruidos y nuestro descanso se verá perturbado. ¿Cuál es la solución? Existen diversas técnicas que podemos realizar fácilmente y que apenas nos robarán tiempo.

 

Antes de comenzar a trabajar fíjate en las herramientas y materiales que te proponemos a continuación e insonora tu puerta de forma casera:

¡Hacemos todo el trabajo por ti!

Solicita ahora 3 Presupuestos Gratis de 3 Empresas de Reformas en Barcelona.

Solicitar GRATIS ahora

Herramientas para insonorizar una puerta de forma casera:

  • Pegamento especial
  • Escalera
  • Destornillador
  • Tijeras
  • Metro

Materiales para insonorizar una puerta de forma casera:

  • Adhesivos
  • Juntas
  • Mantas de fibra de vidrio

Pasos para insonorizar una puerta de forma casera:

Podemos insonorizar nuestra puerta de forma casera de múltiples maneras. Todas ellas fáciles de realizar, económicas y efectivas:

  1. Adhesivos: también conocidos como burletes, siendo una de las soluciones más económicas que hay. Lo único que hay que hacer es desenrollar el burlete y cortar la medida exacta que necesitamos para cubrir nuestra puerta. Luego iremos pegando la cinta en las zonas exteriores hasta completar la superficie.
  2. Juntas: otro elemento adhesivo que va muy bien para insonorizar una puerta. Prácticamente el proceso de instalación es el mismo que en el caso anterior, aunque este sistema se suele utilizar más para las puertas que dan al exterior, puesto que en ellas tiene una mayor efectividad.
  3. Mantas de fibra de vidrio: se trata de un material que es un buen aislante tanto acústico como térmico y para su instalación lo único que hay que hacer es pegar la manta a la puerta que queremos insonorizar. Así de sencillo. Lo que sí hay que tener en cuenta es que este material no es demasiado estético, por lo que el diseño de tu puerta puede verse afectado de forma negativa.

Consejos adicionales:

  • De necesitar un sistema de insonorización más completo debido a los fuertes ruidos, lo habitual es que se coloque una doble puerta, aunque esta técnica no es tan sencilla y resulta mucho menos económica.